jueves

PSICOSIS


PSYCO Estados Unidos 960 DURACIÓN 109 min.
DIRECTOR Alfred Hitchcock
GUIÓN Joseph Stefano (Novela: Robert Bloch) MÚSICA Bernard Herrmann
FOTOGRAFÍA John L. Russell (B&W)
REPARTO Anthony Perkins, Janet Leigh, John Gavin, Vera Miles, John McIntire, Martin Balsam, Simon Oakland
Una joven secretaria, tras cometer un robo, se marcha de la ciudad y conduce durante horas, parando para descansar en un pequeño motel de carretera regentado por un joven llamado Norman. Todo parece normal y tranquilo en el apartado motel y en la casa de al lado en la que viven Norman y su madre pero, mientras está en la ducha, la joven es asesinada salvajemente a cuchilladas.
Hitchcock acerto de pleno en todas y cada una de las decisiones de la película. El blanco y negro doto a la película de un terror adicional, que venia como anillo al dedo a la hora de conseguir la lugubridad del motel o de la casa Bates, o la facilidad para poder ser explicito al mostrar sangre derramada.
La eleccion de los actores fue impecable. Un semidesconocido Anthony Perkins compuso un memorable asesino,timido y con complejo edípico. Janet Leigh debutó como "rubia de Hitchcock". El director estuvo acertado al pensar que siendo ella la actriz mas famosa del reparto, su precipitada muerte en la cinta haria que el personal se descolocase.
En cuanto a los secundarios, Martin Balsam, John Gavin y Vera Miles fueron idoneos para sus respectivos papeles.
Una vez más, Hitchcock utilizó su famosa técnica del Mcguffin, dotando de una importancia principal al robo llevado a cabo por Marion Crane (Janet Leigh) para de repente desviar la historia hacía lo verdaderamente interesante, el motel Bates y sus inquilinos.
Hithcock metio el miedo en el cuerpo al personal, que creia que estaba ante una nueva y persecutoria película del director, y que subitamente se encontró con un explicito asesinato y un sorprendente asesino.

La escena de la ducha tuvo el lógico impacto en el espectador,que todavia se conserva fresco hoy, al revisar la cinta.
Tres fueron las claves del excelente funcionamiento de esta secuencia, que la han establecido como la secuencia mas popular de la historia del cine, como el grito mas famoso.
Por un lado, la musica de cuerdas de Bernard Herrmann, el musical habitual de Hitchcock y responsable del mayor impacto de muchas de las obras del maestro inglés. Inicialmente, la escena del asesinato en la ducha no tendria mas sonido que el del cuchillo y el grito de Crane, si bien, al escuchar Hitchcock lo que Herrmann había compuesto dio mas que el visto bueno a la utilizacion de esta musica en la escena,
Por otro lado está Saul Bass, creador de los titulos de "Vertigo" y "Con la muerte en los talones" y que diseñó, mano a mano con Hitchcock y plano a plano la mítica secuencia de la ducha. En último lugar, George Tomasini, montador habitual de Hitch, montó la dificil secuencia a la perfección.
La genial planificación de la secuencia al completo ya haría por si misma famosa a "Psicosis", pero habia muchos mas hallazgos en la cinta como para ser desplazados por la fama de esta única escena. No menos espeluznante y genial es para mi el asesinato del detective Milton Arbogast (Martin Balsam). Haciendo gala, Hitchcock de su manejo del suspense durante la entrada indebida del dectective en la casa Bates, el director remató la escena con un plano en picado de su asesinato a manos de la señora Bates, que sinceramente ponia los pelos de punta.
Como bien dijo su guionista, Joseph Stefano, "Psicosis" es importante porque le falta todo lo predecible en Hitchcock hasta aquel momento". "Psicosis" era inesperada, nadie pensaba que un director tan elegante fuera a mostrarnos por primera vez en cine un water, un cadaver, la desnudez en una ducha y ante todo una clarisima frialdad en los protagonistas en cuanto a lo macabro, lo sexual, lo prohibido. Era sin ningun lugar a dudas un giro en la carrera del director, un giro necesario para adaptarse al nuevo cine que poco a poco se iba implantando. Y de nuevo, Hitchcock se adelantaba.