jueves

CABEZA BORRADORA

ERASERHEAD (USA 1976) DURACIÓN 90 min.
DIRECTOR David Lynch
GUIÓN David Lynch
MÚSICA Peter Ivers FOTOGRAFÍA Frederick Elmes (B&W)
REPARTO John Nance, Charlotte Stewart, Allen Joseph, Jeanne Bates, Judith Anna Roberts
PRODUCTORA David Lynch / The American Film Institute for Advanced Film Studies
Henry, un joven deprimido y asustadizo, sufre desde pequeño unas extrañas pesadillas de las que intenta liberarse a través de su imaginación. Pronto verá que su hijo recién nacido es un ser monstruoso.
En 1977 David Lynch comienza el rodaje de su primera película, después de estudiar Bellas Artes y haber hecho sus pinitos con cuatro cortos. La aventura le dura cinco años, y el resultado es el sorprendente debut de un director que ha creado un género propio: lynchiano.
Cabeza Borradora es también una película de difícil acceso, porque es la traslación de una pesadilla a la gran pantalla: es asfixiante, va a trompicones y tiene una lógica interna imposible de descifrar del todo. De entrada, la película es en blanco y negro, y de fondo se escucha constantemente un siseo industrial siniestro y desasosegante: como estar encerrados en una máquina de los horrores. Además Lynch tiende a alargar las escenas con abundantes silencios y planos fijos, siendo una película totalmente antidinámica que se parece más a un cuadro en movimiento.
Lo mejor: la atmósfera completamente malsana, y una serie de escenas imposibles de borrar de la memoria. El tristemente desaparecido Jack Nance en el rol protagonista.
Lo peor: el muro de sinsentidos que la rodea ahuyentó, ahuyenta y ahuyentará a más de uno, privándole de una película única.